Curiosamente - Por el placer de aprender

¡6 Monstruos! ¿Existen? - CuriosaMente 66

¡Seis monstruos! ¿Existen?

Te invitamos a jugar. Vamos a describir seis monstruos. En cada uno de ellos, descifra cuál es su nombre y descubre si sabes si el monstruo es real o es ficticio ¿jugamos?


  1. Es un reptil con alas famoso por escupir fuego ¿Cómo se llama? ¿Es real o es ficticio?
    Es el dragón. Su nombre proviene del griego drákon, que significa serpiente, del verbo dérkome: mirar fijamente. Además de los dragones de komodo, que ni vuelan ni escupen fuego, los dragones son ficticios. El mito de los dragones está presente en muchas culturas. Se cree que se empezó a creer en ellos cuando la gente se encontraba esqueletos de dinosaurios, ballenas u otros animales y pensaban que eran dragones del pasado. El antropólogo David E. Jones tiene la hipótesis de que los humanos tenemos, como los monos, un miedo innato a las serpientes, felinos grandes y aves de presa, por lo que combinamos las características de los tres en un sólo ser, temible y magnífico.

  2. Este ser es conocido por alimentarse de sangre y volar siempre de noche. ¿Cómo se llama? ¿Es real o es ficticio?
    El vampiro. ¡Es real! Hay tres especies de murciélago vampiro, todas originarias de latinoamérica, que con sus filosos dientes hacen una herida en la pata de un animal y lamen la sangre que de ahí mana. Su saliva evita la coagulación, por lo que científicos la estudian para ayudar a enfermos del corazón. Lo malo es que a veces pueden contagiar enfermedades. La leyenda del vampiro humano no tiene nada que ver con este animalito: surgió en Europa y se refiere a muertos vivientes que se alimentan de personas. Por supuesto que estos son ficticios. Esta figura llegó a la literatura gracias al autor John Polidori en 1819, y se volvió famosa con el célebre Drácula de Bram Stoker.

  3. Es un ser gigantesco con tentáculos que vive en el fondo del mar. ¿Cómo se llama? ¿Es real o es ficticio?
    ¡El calamar gigante es real! Los antiguos noruegos y groenlandeses lo llamaban Kraken: una criatura gigantesca similara un pulpo capaz de hundir barcos. Aunque por mucho tiempo se pensó que era mítico, el calamar gigante sí existe: puede medir hasta 13 metros. Vive en lugares tan profundos que las primeras fotos de estos animales en su ambiente se tomaron apenas en 2004. No hunden barcos, pero sostienen feroces peleas submarinas con los cachalotes, sus únicos depredadores..

  4. Parece una serpiente marina o un pleisosaurio, y habita en un frío lago de Escocia. ¿Cómo se llama? ¿Es real o ficticio?
    El afamado “monstruo del Lago Ness” es uno de los montones de monstruos lacustres de los que se habla en Escocia y en el mundo. Aunque se han reportado avistamientos desde al año 575 y dicen que lo han visto salir del agua en 1933, toda la evidencia es anecdótica. La única foto, llamada “la foto del cirujano”, tomada en 1934, se ha probado falsa: en realidad se trata de un objeto pequeño, posiblemente un submarino de juguete. Aunque hasta la fecha muchos aficionados siguen investigando, no se ha encontrado evidencia suficiente. Lo más probable es que sea ficticio.

  5. Un muerto viviente al que le gusta comerse los cerebros de los vivos ¿cómo se llama? ¿es real o ficticio?
    Los zombies son absolutamente ficticios. La leyenda surgió a partir de la creencia de la religión vudú, de Haití, de que un hechicero podría levantar a un muerto y hacerlo su esclavo. Es posible que los magos lo que realmente hicieran suministrarle ciertas drogas psicoactivas a una persona viva para controlarla, pero lo más probable es que en la cultura de Haití se consideraran zombies a personas con discapacidades mentales.
    Fue en 1968, con la película “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, cuando los zombies se integraron a la cultura de masas.
    De todas maneras, es cierto que algunos animales se “zombifican”. Por ejemplo, hay un parásito que puede controlar la mente de la cochinilla, haciendo que salga de su escondite para atraer a los pájaros que se la comen, y así el parásito pueda continuar su ciclo de vida.

  6. Un simio, o quizá humanoide, grande y peludo que vive en las montañas, famoso por el tamaño de sus pies. ¿Cómo se llama? ¿Es real o ficticio?
    En Norteamérica se le llama Sasquatch o Pie Grande, y su versión de los himalayas es el Yeti. Se ha dicho de él que es el “eslabón perdido”, un Gigantopitecus u algún otro homínido que se creía extinto. Lo cierto es que los restos de pelo y huellas encontradas han sido falsos, y probablemente todos los avistamientos han sido de osos y otros animales.  La famosa cinta que lo muestra caminando al norte de California, es muy controvertida, peor lo más probable es que sea de un hombre en un traje de gorila.
    La comunidad científica lo considera ficticio (aunque hay muchos entusiastas que siguen buscándolo).


Es cierto que se descubren especies desconocidas constantemente, como insectos o moluscos, pero estos no suelen cautivar la imaginación colectiva tanto como algunos de los monstruos que acabamos de listar. A los “cazadores de monstruos” de este tipo se les llama “criptozóologos”. La criptozoología no se atiene al método científico. El folklorista Peter Dendle opina que la criptozoología existe porque queremos recapturar el sentido de maravilla y misticismo que hemos ido perdiendo. Pero ¿no podemos también maravillarnos y fascinarnos con el mundo real? ¡CuriosaMente!

¿ya te suscribiste? ¡Ahora síguenos en redes sociales y considera apoyarnos a través de Patreon!


Comentarios