Curiosamente - Por el placer de aprender

El sentido de la vida

Esta pregunta fue formulada por todos los que aparecen en la lista… y millones de personas más.

Hasta donde sabemos, los seres humanos somos los únicos animales de este planeta que nos preguntamos cosas como ¿para qué estamos aquí? ¿cual es el propósito de la existencia? O sea ¿cuál es el sentido de la vida?

En la historia de ciencia ficción Guía del viajero intergaláctico, de Douglas Adams, una raza de seres pandimensionales hiperinteligentes del pasado remoto construyen la segunda mejor computadora de todos los tiempos para que responda la pregunta acerca de “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás”. La computadora, llamada “pensamiento profundo”,  lo medita durante siete millones y medio de años y da una respuesta… Si quieres saberla, la diremos al final de este episodio.

La mayor parte de las religiones ofrecen una respuesta trascendental: es decir, el sentido de la vida no se puede encontrar en la vida misma, sino en otra realidad.  Aseguran que nuestra existencia en este universo es sólo una etapa y que el sentido de esta vida es prepararnos para la siguiente. Para las religiones monoteístas la fe y/o nuestro comportamiento determinan si Dios nos mandará a un lugar de premio, o de castigo. En contraste, para las religiones mexica y de los vikingos, lo que importaba era la manera en que morías. Otras religiones de India dicen que el propósito es alcanzar la iluminación y romper el ciclo de reencarnaciones. Si decides que te convence una respuesta ya preparada, sólo tienes que escoger una de los cientos de religiones que declaran que la suya es la única que sabe el “verdadero sentido de la vida”.

Por otro lado, está la filosofía. Esta disciplina usa la discusión crítica y la argumentación racional para enfrentar preguntas acerca de la existencia, el conocimiento y la justicia. A través de los tiempos los filósofos han ofrecido diferentes respuestas a la pregunta sobre el propósito de la existencia humana. He aquí algunas.

  • Como no se sabe si habrá una vida después de esta, para los Hedonistas el sentido de la vida está simplemente en encontrar el placer y evitar el dolor.

  • Para Aristóteles, conseguir una cosa siempre es un medio para conseguir otra, por lo tanto hay que distinguir cuál es el “bien supremo”. Hasta nuestros días identificamos este bien supremo ya sea con la felicidad o con la virtud.

  • Para los Cínicos, los Estoicos y los Epicúreos, el bien supremo es vivir en armonía con la naturaleza, rechazando convenciones sociales como la riqueza o el poder. Muy afín a lo que propone la filosofía Tao.

  • Desde un punto de vista puramente biológico, el sentido de la vida podría ser dejar una descendencia saludable que se adapte a su medio ambiente.

  • Friedrich Nietzsche es más extremo. Para él, el sentido de la vida está en ejercer la “voluntad de poder”: crecer, fortalecerse y someter a otras voluntades.

  • El Nihilismo asegura que todo lo anterior son tonterías, y que la vida no tiene sentido. Para Albert Camus, la condición humana es absurda y el mundo es indiferente a nuestra necesidad de sentido. Aún así, es posible vivir con dignidad frente al absurdo y rebelarse contra la indiferencia del mundo.


Y si profundizas en la filosofía occidental u oriental, encontrarás muchas ideas más. ¿Cuál es entonces el sentido de la vida? Bertrand Russell afirma que, a diferencia de las afirmaciones científicas, en las que se puede presentar evidencias a favor o en contra, cuando se afirma que cierto bien es el “bien supremo”, no se puede presentar más evidencia que... los propios sentimientos.

Quienes estudiamos la comunicación, decimos que el “sentido” no es algo que hay que encontrar, sino que hay que construir. Y esto no lo hacemos solos, sino en sociedad. Porque lo armamos a partir de la historia de nuestra comunidad, del conocimiento científico y cultural que vamos adquiriendo, de nuestras experiencias personales y de las pláticas con compañeros, familiares y gente más sabia que nosotros.

Si estás viendo este video porque estás pasando un momento difícil y piensas o sientes que la vida no tiene sentido, te hacemos dos recomendaciones:

  • Primera: busca ayuda. Platica acerca de tus sentimientos y pensamientos con un psicólogo, terapeuta o persona de mucha confianza.

  • Segunda: busca a quien ayudar. Únete a un grupo que apoye a quien lo necesite, o júntate con organizaciones que luchen un cambio en la sociedad.

Al crear y fortalecer estos lazos con los demás, verás cómo reconstruyes un sentido de la vida más sólido y complejo, no aceptado ciegamente, sino auténticamente tuyo. Nuestra pequeñez en el universo no significa que seamos insignificantes, sino que todos estamos conectados formando parte de algo mucho mayor que cada individuo. Aunque a veces es doloroso, es maravilloso tener la capacidad de cuestionar la mismísima existencia. Lee mucho, llénate de arte y de conocimiento ¡A lo mejor hasta llegas a ser un filósofo que aporte una visión interesante!

¡Ah! ¿Quieres saber qué contestó la computadora “pensamiento profundo” después de más de 7 millones de años de pensar? La respuesta a la pregunta sobre “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás” es… ¡Cuarenta y dos! ¡CuriosaMente!


¡Comparte este video con tus amigos! Síguenos en redes sociales y apóyanos en Patreon, para que podamos seguir haciendo más.

Comentarios