Curiosamente - Por el placer de aprender

¿Realmente qué es un dinosaurio?

¿Qué ES un dinosaurio?

Si piensas en la palabra “dinosaurio”, seguramente te viene a la cabeza una imagen muy clara: el Tiranosaurio Rex, el Pterodáctilo, en fin, un reptil prehistórico muy grande. Pero ¿todos eran así? ¿Todos se extinguieron o queda alguno por ahí? ¿Qué ES un dinosaurio?

Los dinosaurios vivieron principalmente durante la era mesozica. Esta es conocida como la "era de los dinosaurios", sucedió desde hace 251 millones de años hasta hace 65 millones de años, después de la era paleozoica -o de los animales antiguos- y antes de la era cenozoica, o de los animales nuevos, cuando florecimos los mamíferos. Los dinosaurios son el grupo de vertebrados más diverso que ha existido, después de los peces.

    Según la clasificación tradicional, los dinosaurios eran una división de los reptiles. Usando la más actual clasificación, llamada “cladística” el grupo llamado “reptiles” ya no existe, sino el de los saurópsidos, en el que están las tortugas, las tuátaras, los lagartos y serpientes, los cocodrilos... los dinosaurios y otros animales que te sorprenderán.

¿Qué características tiene un dinosaurio?

Si quieres ser considerado un dinosaurio debes:

  • Tener las piernas bajo el cuerpo, no a los lados como la mayoría de los reptiles. Todos los primeros dinosaurios eran principalmente bípedos, osea que podían andar en dos piernas. Después, algunos dinosaurios, como el estegosaurio anduvieron en cuatro patas, pero siguieron teniéndolas bajo su cuerpo.
  • En cuanto a su temperatura, se considera que tenían homeotermia inercial. O sea, no como los reptiles, que deben ponerse al sol para mantener su temperatura, ni de temperatura estable, como los mamíferos, sino que necesitan calentar su cuerpo y pueden mantenerlo así durante días.
  • Poner huevos de cáscara dura.
  • Tener pumas, o por lo menos haber descendido de un plumífero.

    El Celofisis (Coelophysis) es uno de los más antiguos animales que cumple con estos requisitos.

    Los que no entran en el club por no cumplir los requisitos son animales como la tortuga gigante Arquelon; los lagartos y lagartijas prehistóricos; el Dimetridón, un Terápsido; los Ictiosaurios, reptiles que parecían entre peces y delfines; ni los Pleisosaurios, con aletas a los lados, y que se parece al mítico Monstruo del lago Ness, según quienes creen que lo han visto. Tampoco son dinosaurios los magníficos pterosaurios, como los Pterodáctilos, que no tienen nada que ver con las aves, sino que fueron reptiles lejanamente emparentados con ellas.

Los que sí entran en el club de los dinosaurios son: el Iguanodón, un gigantesco herbívoro; el Anquilosaurio, con su armadura y su mazo en la cola; o el Triceratops con sus tres cuernos. Estos chicos son ejemplos del orden de los ornistiquios, que significa que tenían la cadera como las aves.

    El otro orden es el de los saurisquios, con caderas estilo lagarto. Aquí están el larguísimo Diplodocus; el Plateosaurio; el depredador Ceratosaurio y el super famoso Tiranosaurio y otros terópodos como el Velociráptor.

    ¿Sabes quiénes sí son dinosaurios? una clase muy interesante que ha sobrevivido hasta ahora, y que seguramente los ves todos los días. ¡Capaz y hasta te has comido alguno! Sí, son las aves. Golondrinas, avestruces, gorriones y gallinas, cumplen con los requisitos, parientes cercanos del Velociráptor. Piénsalo... la próxima vez que te comas un caldo de pollo. ¡CuriosaMente!

Comentarios