¿Cómo sobrevivir a un desastre? ?????

A todos nos pueden tomar de imprevisto los desastres ¿has estado en algún desastre? ¿supiste que hacer? descubre cómo prepararte en caso de una catástrofe.

¿Te ha tocado estar en un terremoto, inundación o algo parecido? Son eventos que muchos de nosotros hemos vivido y nos suelen tomar por sorpresa.

Además, el número de desastres se ha multiplicado por 5 en los últimos 50 años y vemos una clara relación entre el aumento de algunos desastres naturales y el incremento de la temperatura. ¡Es importantísimo estar preparados!

¿Qué es un desastre?

Un desastre es la perturbación grave del funcionamiento de una comunidad o sociedad debido a eventos peligrosos. Causan pérdidas e impactos humanos, materiales, económicos y ambientales.

Incidencia y pérdidas

En el 2020 hubo 389 desastres naturales que afectaron a 98 millones de personas y causaron una pérdida económica de 173 mil millones de dólares. Las inundaciones fueron el desastre natural más frecuente, mientras que los que causaron más muertes fueron las temperaturas extremas e inundaciones. Durante ese año tormentas, inundaciones e incendios causaron la mayor parte de las pérdidas económicas. 

Conflictos armados

Los conflictos armados también se consideran desastres porque causan muertes y desplazamientos masivos, solo en 2020 9.8 millones de personas se desplazaron debido al conflicto armado. Cabe recalcar que la mitad de los refugiados del mundo son menores de 18 años. 

¿Cómo sobrevivir?

Antes del desastre

Para sobrevivir cualquier desastre hay que  estar preparados y lo más fácil sería saber cuándo van a ocurrir. Algunos desastres son más frecuentes en ciertas regiones o temporadas y gracias a la observación meteorológica podemos prepararnos para huracanes e inundaciones un par de días antes, quizá para tormentas de nieve un día antes. Pero con los cambios en la temperatura de la Tierra se han visto alteraciones en el temporal e intensidad de algunos desastres. Y hay desastres que no podemos saber cuándo van a ocurrir; como los terremotos. Incluso un desastre como la guerra a veces es inesperado. Aunque hay varias compañías trabajando en anticipar desastres usando satélites e inteligencia artificial, aún no podemos predecirlos con certeza.

Durante el desastre

El doctor John Leache, especialista en psicología de la supervivencia, ha estudiado diferentes desastres para descubrir qué hicieron los supervivientes. Observó que el 75% de las personas están tan desconcertadas que no saben qué hacer, sólo 15% son capaces de mantener la calma y tomar decisiones racionales, ¿y el 10% restante? Se asusta tanto que se vuelve irracional, agrava la situación y reduce la posibilidad de supervivencia de los demás. Así que la mejor opción que tenemos para sobrevivir es: calmarse y ser racional (SARCASMO) facilísimo… y ¿no hay otra solución?

Pues sí, se ha visto que la educación es importantísima. Conocer los posibles desastres que podrían ocurrir en tu localidad, saber qué hacer y hacia dónde dirigirte proporcionan calma y te permiten actuar. Gracias a la educación para los desastres se ha reducido el número de muertes en los últimos 50 años casi tres veces. Además la educación para los desastres te permite reconocer los riesgos y desarrollar una conciencia ambiental. También se ha visto que la educación en general reduce el riesgo del conflicto violento al incentivar la cohesión social, valores y la resolución de conflictos.

Después del desastre

Una vez pasado el desastre hay muchos peligros que ponen en riesgo la vida. La salud, alimentación y reparación de daños son puntos importantes que se deben resolver lo más pronto posible, y aunque se suele prestar poca atención a la educación, está también debería ser una prioridad. El cierre de escuelas modifica la dinámica social y contribuye al estrés de niños y padres. Además la educación proporciona una alta capacidad de resiliencia a largo plazo. Después de 5 años del tsunami en Indonesia las personas con mejor nivel educativo estaban en mejores condiciones psico-sociales. Autores incluso sugieren que promover la educación superior después de un conflicto armado reduce la reincidencia de conflictos. 

Es cierto que el aprendizaje no puede continuar como si nada hubiera pasado y de hecho no es posible ni recomendable. Aún así, la educación en medio del desastre es vital porque proporciona un soporte afectivo para la recuperación socioemocional, da un sentido de normalidad, estabilidad, esperanza en el futuro y es un apoyo a la comunidad para superar las catástrofes. Aunque es importante analizar el contexto y priorizar el aprendizaje según las necesidades. En tiempos difíciles es importante el aprendizaje lúdico, conocimientos de salud e higiene, salud mental, técnicas de relajación, concentración, conocimientos útiles para la vida y básicos como la alfabetización y matemáticas.

Actualmente se ha desarrollado un programa para la Educación Acelerada. Es un programa flexible que busca ser ejecutado en el menor tiempo posible para ayudar en situaciones donde la enseñanza ha sido interrumpida por la pobreza, la marginación o las situaciones de conflicto o crisis. El objetivo es que los y las estudiantes aprendan de forma segura, sin importar su edad, las competencias necesarias y obtengan un certificado válido.

Los desastres amplían la brecha de desigualdad, ya que junto con el cambio climático son el segundo factor de mayor peso en la recaída de la pobreza después de la falta de empleo. Una educación oportuna desempeña un rol crucial para hacer frente a los desastres, reducir la desigualdad, adquirir conocimientos y habilidades de supervivencia y el regreso a la normalidad. 

Recomendaciones

Así, para sobrevivir un desastre te recomendamos lo siguiente:

  1. Infórmate acerca de cuáles desastres son más probables en tu región y qué medidas son más adecuadas para estar prevenido.

  2. Prepárate: adecúa tu vivienda, ten un kit de emergencia, planea una ruta de escape y acuerda un punto de encuentro con tus familiares.

  3. Durante el desastre mantén la calma, actúa conforme a lo planeado y según  las indicaciones oficiales.

  4. Después del desastre; la salud, alimentación, reparación de daños y la educación son una prioridad para la recuperación.

¡Curiosamente!

Créditos

Categorías

Etiquetas

Otros videos

Separador Morado